Jueves, 20 de julio de 2006
Origen de un conflictoExisten palabras que hace mucho tiempo han perdido en la mayoría de la opinión pública su verdadero significado. Es más, el equívoco normalizado con el que sin el menor rubor se utilizan esos vocablos suelen tener un doble valor: el de designar (incorrectamente) el concepto al que nos referimos, y el utilizarlo como arma letal para descalificar al sujeto al que va dirigido. Sin duda se trata de una patología lingüística resultado de la retórica pasional con la que a menudo nos enfrentamos a los acontecimientos de nuestro mundo.

Una de estas palabras malditas es “sionismo” (aspiración de los judíos a recobrar Palestina como patria; movimiento internacional de los judíos para lograr esta aspiración), pero hay docenas. Se trata de una palabra de la que no se admite medias tintas, o mejor dicho, término medio. Para muchos ciudadanos europeos el término “sionismo” está indefectiblemente vinculado a “imperialismo” y, por ende, a “ultranacionalismo”. En definitiva, “sionismo” para muchos es lo mismo que “fundamentalismo” y/o “fascismo”. Por tanto, esta palabra y su antinómico (sionismo-antisionismo) determinan en nuestra sociedad la dualidad conceptual del conflicto judeo-palestino.

Ha sido la izquierda intelectual, política y sociológica la que desde hace décadas se ha alineado con el “antisionismo”, construyendo un sutil paralelismo con el “antisemitismo” en la segunda mitad del siglo XX. No obstante, conviene aclarar que el “sionismo” es una ideología política nacida en el medio judío laico -especialmente socialista- europeo a finales del siglo XIX bajo el impacto de la oleada antisemita cristalizada en el “caso Dreyfuss” (Francia, 1894); ideología que culmina su enunciación en la propuesta de construcción de un Estado judío en Palestina. Después del hecho fundacional, el uso del término “sionismo” es exclusivamente metafórico y no designa ningún movimiento social ni político diferenciable.

Una característica ideológica del movimiento sionista -formalmente constituido en Basilea en el año 1897- es la de que jamás tuvo relación alguna con el integrismo religioso. Este tópico no sólo es falso sino que nunca ha tenido la menor posibilidad de ser cierto. No hay más que examinar el rechazo histórico y teológico que la tradición rabínica ha dispensado a las reivindicaciones territoriales. En el judaísmo “ortodoxo” el proselitismo es una perversión teológica infundada. La elección divina del pueblo no es, ni metafísica ni teológicamente, compatible con la conversión como práctica de masa. En cambio, entre las tradiciones religiosas que practican el proselitismo -que, a su vez reposa sobre una hipótesis de salvación universalista- es norma ética primordial la identificación entre integrismo religioso y expansionismo territorial. Fue el caso de la tradición cristiana en tiempos no lejanos, cuando los creyentes se tomaban en serio su dogmática, y el del Islam en sus orígenes y en nuestros días.

Por eso conviene llamar a las cosas por su nombre. Y conservar un mínimo de memoria histórica. El sionismo no nació en medios rabínicos ni “ortodoxos”. Fue esencialmente fruto del judaísmo laico; es más, lo fue, en buena parte, de sus tendencias más radicales, más entreveradas con el naciente socialismo -los casos de Moses Hess o de Israel Zangwill son suficientemente significativos-, desde finales del siglo XIX. Su objetivo político, definido por su gran configurador doctrinario, Theodor Herzl, en El Estado judío (1896) como proyecto de construcción de un Estado judío en la Palestina otomana, chocó frontalmente con las posiciones mayoritarias del rabinato de la diáspora, que vieron en él una sustitución laica del ideal religioso.

Hasta el día de hoy en Israel, los sectores más ortodoxos del judaísmo de tradición mesiánica rigurosa siguen rechazando la legitimidad de un Estado constituido sin participación trascendente alguna. Porque, para un creyente, el Libro (Torá, [Pentateuco]), es transparente: “No habrá Reino mientras no haya Mesías.” Todo intento de acelerar su llegada es suplantación blasfema de la obra divina. Y eso es precisamente lo que el sionista, al consolidar un Estado israelí laico, lleva haciendo desde hace décadas.

Las importantes concesiones otorgadas por David Ben Gurion, primer presidente de Israel, a ese rabinato ortodoxo no lograron nunca borrar del todo un conflicto básico e insuperable. El fracaso de la “Haskala”, el movimiento asimilacionista que intentó, primero en Alemania y luego en Rusia, una integración plena del judaísmo en Europa, y los pogromos de 1819 y 1881, son los presupuestos inmediatos del ascenso del movimiento de Herzl en favor del retorno a Sión que el Primer Congreso Sionista proclamará en 1897 en Basilea.

En rigor, es preciso hablar de tres grandes oleadas migratorias, de tres grandes “aliya” o “ascensos” hacia Jerusalén anteriores a la proclamación del Estado en 1948. Desde el principio fueron los sectores económicamente más desvalidos de la comunidad judía mundial los que iniciaron su instalación en Palestina. Muy ligados al movimiento socialista y a tradiciones sindicalistas combativas, configuraron muy temprano -desde 1905- organizaciones obreras que cristalizaron en la formación del partido socialdemócrata “Poale-Zion de Eretz-Israel” y del más radical “Hapoel-Hatzair”, del que surgiría el movimiento juvenil marxista “Hachomer”. Sobre todo, se forjó la “Histraduth Haovdim be Eretz Israel” (Confederación Sindical de los Trabajadores de Israel), que sería uno de los ejes mayores del cooperativismo y el socialismo israelí.

Publicado por torresgalera @ 19:23  | Historia
Comentarios (21)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 11 de junio de 2008 | 22:34
esta pesima la explicacionRebotadoRebotadoRebotado
Publicado por Romiskariote
Domingo, 02 de noviembre de 2008 | 6:54
Y el origen del conflicto donde est?? ...
Publicado por Invitado
Lunes, 05 de enero de 2009 | 0:20
LloricaLloricaLloricano me sirvio de mucho la informacion
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 14 de enero de 2009 | 20:26
el article va de tot menos del "origen del conflicto judeo-palestino"FumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorFumadorEnfurru?ado
Publicado por Invitado
Jueves, 05 de febrero de 2009 | 21:53
Para los que quieran informacion mas detallada y amena busquen el libro "del judio errante al judio herrado" de Eduardo del Rio Garcia "rius" donde explica de forma facil el origen del conflicto, ademas de divertida.
Publicado por anonimo
Mi?rcoles, 25 de febrero de 2009 | 21:30
no me a servido de nada.

?donde esta el conflicto entre los judios-palestino??

LlorandoLlorandoGui?o
Publicado por julian
Mi?rcoles, 01 de abril de 2009 | 0:13
ud pirobo hpta malparido pa ke sube una infoirmacion ke no sirve gonorrea =O
Publicado por Invitado
Viernes, 05 de junio de 2009 | 0:05
ArdiendoLloricano me sirvio para nada que maloodesquiciadoLlorando
Publicado por yujyh
S?bado, 11 de julio de 2009 | 19:59
muy mala la informaci?n, no me sierve.Ardiendo
Publicado por ah1n1
Lunes, 27 de julio de 2009 | 18:46
Sonrisa GiganteArdiendoFumadorvo sos tonto o k pak suben leseras k no sirven pana gancho esoloco
Publicado por Invitado
Martes, 04 de agosto de 2009 | 4:02
perro hijueputa para que sube eso desquiciadoRebotado
Publicado por Invitado
Martes, 04 de agosto de 2009 | 4:05
perro no me sirvio hijueputa loca parido por el culo o que
Publicado por Invitado
Martes, 04 de agosto de 2009 | 4:06
AvergonzadoDivertidoDivertidoDivertidoDivertidoperro no me sirvio hijueputa loca parido por el culo o que
Publicado por Invitado
Lunes, 21 de septiembre de 2009 | 18:43
sip! loooo entendii.... todooo... si, toooodoooArdiendo
Publicado por Invitado
S?bado, 13 de febrero de 2010 | 14:40
la verdad que he leido cosas mejores, porque aqui no explican nada de nada
Publicado por Invitado
Lunes, 01 de marzo de 2010 | 23:27
donde esta el origen del conflicto judio palestino idiotaaaaaaaa:
Publicado por Invitado
Viernes, 12 de marzo de 2010 | 3:27
no mames saco mas informacion de este tema en una revista no mames no le entendi nada k mierda pendejo mas no puedes estardesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciadodesquiciado
Publicado por Invitado
Domingo, 23 de octubre de 2011 | 23:35

grandisimo estupido no me ponga a perder el tiempo....

Publicado por Invitado
Viernes, 28 de octubre de 2011 | 23:06
jeje...ya veo q este articulo n sirve de nad..ni lo lei
Publicado por Invitado
Martes, 28 de agosto de 2012 | 5:03

que informacion tan chafaaaa!!! no me sirvio de nada en realidad no vi donde esta el judido comienzo del conflicto que pesimos.Sonrojado Sonrojado

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 08 de mayo de 2013 | 10:44

es un comemtario mierderVomitona Vomitona Vomitona Vomitona Vomitona Vomitona Vomitona Vomitona Vomitona