Domingo, 31 de octubre de 2010

Universo y hombreEn el universo sin fin, el cosmos infinito y en expansi?n, hay una peque?a c?lula, cuya historia, como la de todos los dem?s cuerpos celestes, se inici? hace 15 mil millones de a?os con la explosi?n que hoy d?a conocemos como el Big Bang. Ella constituye el origen, el punto de partida, el puntapi? inicial de toda la energ?a y toda la materia del universo. Y, antes de eso, ?Qu?? Algunos dicen Dios...

Pero lo objetivo es que nosotros somos producto de esa explosi?n. Estamos hechos del mismo material que las galaxias, los soles y las estrellas. Claramente nos demoramos en aparecer. Hablar de 15 mil millones de a?os supera la capacidad humana de comprensi?n y de asombro. Estamos acostumbrados a medir el tiempo que, de alguna manera, es invento humano, en horas, minutos y segundos, en a?os y siglos, y no podemos imaginar el momento en que pasamos a formar parte del proceso iniciado por la explosi?n c?smica, por el Big Bang.

Para tratar de entender nuestra situaci?n, nuestro rol, en este universo del que somos una ?nfima parte, imaginemos que los 15 mil millones de a?os pudieran comprimirse a un a?o calendario, el tiempo en que el planeta Tierra completa una vuelta alrededor del Sol. Si las matem?ticas no fallan, cada mil millones de a?os, corresponder?an a 24 d?as de nuestra experiencia y cada segundo a 475 vertiginosas vueltas alrededor del sol.

Imaginemos entonces que el Big Bang ocurri? a las cero horas del 1? de Enero del a?o 1 y asimilemos nuestra historia entre ese d?a y las 24 horas del d?a 31 de Diciembre. Obviemos por ahora la aparici?n de una masa ?gnea de gases y vapores que, entre millones de estrellas en formaci?n, formaba ya parte de una galaxia: nuestra TIERRA.

La historia, para nosotros, comienza el d?a en que aparece la primera manifestaci?n de vida, surgida desde la materia inerte que llevaba, misteriosamente en s?, la potencialidad de vida. Ese d?a, en nuestro calendario corresponde al d?a 268 (25 de Septiembre). La primera c?lula con capacidad reproductiva aparece 25 d?as m?s tarde (20 de Octubre) y, hacia el d?a 324 las primeras c?lulas marinas comienzan a sintetizar ox?geno, dando comienzo a la formaci?n de la atm?sfera y a la vida fuera del agua (25 de Noviembre).

La capa de ozono comienza a formarse en el d?a 333, permitiendo la acumulaci?n de ox?geno y la posibilidad de formas superiores de vida al filtrar la radiaci?n ultravioleta procedente del sol (4 de Diciembre).

Estamos ya en el ?ltimo mes del a?o y la historia se precipita. Los millones de a?os que hemos visto desfilar en Jurasic Park, con brontosaurios, dinosaurios, dinosaurios, iguanodontes, triceratops, diplodocus, llegaron el 24 de Diciembre para desaparecer tres d?as despu?s.

El ?ltimo d?a del a?o, 31 de Diciembre, hacia las 22 horas, existe ya la flora y fauna completa que conocemos, mucha de la cual hemos ignorado, explotado o extinguido.

Los primeros pre-hom?nidos, australopithecus, pitecanthropus, sinanthropus pekinensis ─cuatro millones de a?os de evoluci?n─ aparecen y desaparecen en la media hora siguiente.

El ?homo sapiens? entra con paso firme en la historia hace 40 millones de a?os, los ?ltimos 10 segundos de nuestro calendario....

Hace s?lo 10 segundos, desde la aparici?n de la vida, que tenemos un papel protagonista en la historia de la humanidad, de la civilizaci?n y de la cultura; pero hace s?lo un segundo, quiz?s menos todav?a, que hemos provocado las mayores alteraciones en el equilibrio natural del planeta: deforestaci?n, desertizaci?n, embancamiento de r?os, desaparici?n de especies animales y vegetales, contaminaci?n del aire, la tierra y el agua, disminuci?n de la capa de ozono. La desaparici?n no respeta siquiera a la especie humana.

?A santo de qu? tanta soberbia? ?Nos damos cuenta de nuestra peque?ez e inexperiencia en este mundo? ?Somos capaces de pensar que la raz?n, de la mano de la ciencia, se basta y sobra para desentra?ar los secretos del cosmos y de nuestra naturaleza? Si as? fuera, ?qu? sentido tiene maltratar a nuestro planeta y a nosotros mismos? ?Si nos par?semos a pensar por unos instantes lo que realmente estamos haciendo con nuestras vidas, seguir?amos actuando igual? No cabe la menor duda de que en la mano de cada uno de nosotros est? la posibilidad de mejorar la existencia, la nuestra y la de nuestros hijos venideros. M?s nos vale un poco de humildad y aprender a distinguir las voces de los ecos, es decir, a distinguir los esp?ritus buenos y nobles de los hip?critas redentores y salvapatrias, pues de la dejaci?n de nuestras exclusivas responsabilidades se beneficiar?n los desaprensivos y los ambiciosos sin escr?pulos.?


Publicado por torresgalera @ 20:53  | Pensamientos
Comentarios (0)  | Enviar