Martes, 12 de julio de 2011

Momentos delicados ?yo dir?a cr?ticos? los que est? pasando la econom?a espa?ola. Y cuando digo la econom?a espa?ola quiero decir la naci?n toda. Nuestro sistema productivo, en t?rminos generales, est? herido de muerte. La mayor parte de la sociedad no solo est? defraudada con su casta dirigente, sino desconfiada hasta extremos alarmantes de las buenas intenciones de aquellos que est?n destinados a suceder a los malos gobernantes actuales. Y es que un pa?s que tiene al 21 por ciento de su poblaci?n activa en paro forzoso, que ha visto c?mo en los tres ?ltimos a?os 300.000 empresas se han volatilizado y que asiste perpleja a la huida acelerada de los inversores, tiene todas las papeletas para entrar en estado de coma en un corto plazo de tiempo.

Otro s?ntoma de la gravedad de nuestra situaci?n lo vivimos ayer lunes con el nuevo record alcanzado por nuestra prima de riesgo, que alcanz? los 341 puntos b?sicos. Esto quiere decir que los inversores que compran deuda p?blica exigen m?s rentabilidad (ayer fue del 6,09 %, mientras que el bono alem?n no llega al 3 %) por los bonos espa?oles a diez a?os, lo que significa que Espa?a se asoma al precipicio, seguida de Italia que tambi?n lleg? al 6 % (la desahuciada Grecia est? por encima del 13, e Irlanda y Portugal superan el 10 %). Es obvio que la principal raz?n que alienta este aumento del precio de la deuda es directamente proporcional a la desconfianza que inspira a los inversores internacionales la capacidad de Espa?a para devolver el dinero prestado. Y ya se sabe, conforme aumenta el riesgo aumenta tambi?n el precio de los pr?stamos, e, incluso, los tenedores de deuda pueden volvernos la espalda.

Hasta ahora Rodr?guez Zapatero ha estado jugando con la idea de que la Uni?n Europea no puede permitirse, so pena de una crisis de proporciones incontrolables, que Espa?a caiga en quiebra. A su vez, los dirigentes de la UE ?con Alemania y Francia a la cabeza? y del Banco Central Europeo est?n forzando el segundo rescate financiero de Grecia ?a la que dan completamentepor perdida? con la mirada puesta en Espa?a. Todos tratan de ganar tiempo. Zapatero para ver si escampa, confiando en que el ciclo econ?mico adverso se d?, por arte de birlibirloque, la vuelta; y en la UE conf?an en que el gobierno espa?ol haga las reformas estructurales imprescindibles que permitan pensar en la recuperaci?n de nuestra econom?a y en la reducci?n de nuestro enorme d?ficit p?blico. Pero unos y otros se enga?an. La econom?a tiene sus propias leyes, como la f?sica y la qu?mica, y torcer ad infinitum la naturaleza de las cosas no puede traer m?s que consecuencias desastrosas. Rodr?guez Zapatero hasta ahora no ha hecho m?s que pol?tica, esto es, amagar con reformas o con algunos retoques, pero ninguno determinante. Y en la UE los nervios empiezan a pasar factura ante la ingravidez de los resultados: decenas de millones de euros desperdiciados en salvar a quien no tiene salvaci?n y meses preciosos desaprovechados por culpa de la incompetencia y la estulticia de unos gobernantes desaprensivos y prevaricadores. ??

Ya se est? viendo c?mo en un d?a como ayer, en que saltaban todas las alarmas y se encend?an todas las luces rojas, Zapatero continuaba impert?rrito, erre con erre, dale que te pego, con su incansable contumacia. En vez de dar por finiquitada esta legislatura y abrir las puertas a nuevos tiempos, en los que la soberan?a nacional se manifieste y decida cu?les son sus preferencias program?ticas y qui?nes de los candidatos sus preferidos para liderar y administrar los intereses nacionales durante los pr?ximos cuatro a?os, el amortizado ZP persiste en su error y deja pudrirse a?n m?s la ya de por s? depauperada situaci?n econ?mica y social.

Fiel a s? mismo, Zapatero consum? una nueva felon?a: reforma m?nima del Ejecutivo aprovechando la marcha de Alfredo P. Rubalcaba de la Vicepresidencia Primera, de la Portavoc?a del Gobierno y del Ministerio del Interior. La primera vacante ha quedado resuelta amortizando el cargo. La segunda encarg?ndosela a Jos? Blanco, ministro de Fomento, Secretario de Organizaci?n del PSOE y hombre de confianza desde los tiempos de la Tercera V?a. Y al frente de Interior ha puesto a Antonio Camacho, hasta hoy Secretario de Estado de Seguridad, hombre de m?xima confianza de Rubalcaba, oscuro, discreto y trabajador, fiel servidor de su se?or y buen conocedor de la legislaci?n como experimentado fiscal que era antes de acceder a la Secretaria de Estado. Esto es todo. ?Para qu? iba a realizar un reajuste profundo en el Gobierno para unos cuantos meses? A ZP le basta y sobra con lo que tiene para agotar la legislatura, o lo que es lo mismo, para seguir soportando la agon?a.

Mientras tanto, los mercados de valores viv?an una jornada aciaga y cerraban la sesi?n del lunes con enormes p?rdidas, especialmente bancos y aseguradoras. Toda una premonici?n. Pero de sacrificar intereses personales o de partido por el bien colectivo de todo un pa?s, de eso ni hablar. Habr? quien piense que el mago Rubalcaba (qu?mico como Merl?n) le dar? la vuelta a su propio cad?ver. Y se llaman socialistas, defensores de los intereses y derechos de los trabajadores y de las clases desfavorecidas? Y tambi?n, dos huevos duros.


Publicado por torresgalera @ 15:45  | Pol?tica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios