Martes, 31 de diciembre de 2013

2014La mayoría de la gente vive con la esperanza, o la ilusión, de que el nuevo año que comienza traiga mejor cosecha que el que acaba de concluir. Casi nadie quiere entender que el futuro, que en sí mismo no es más que un concepto, se construye con las obras y acontecimientos que protagonizamos nosotros mismos. Por eso 2014 será y traerá lo que nosotros, hombres y mujeres de cada sitio y lugar, procuremos que sea. Serán nuestros actos y omisiones los que determinen y configuren nuestro destino, con sus conquistas y sus frustraciones, con sus alegrías y sus desgracias; aunque es verdad que las acciones y omisiones de unos pocos tendrán mayores repercusiones e influencias que las del resto de mortales. En definitiva, sólo cuando acaba el año se está en condiciones de hacer balance. El futuro hecho pasado acaba confirmando, o desmintiendo, la veracidad de los deseos. No olvidemos que el tiempo cronológico (sucesión de segundos en forma constante e indefinida) no tiene alma; no es más que una manera de medir la sucesión de acontecimientos, desde su inicio hasta su fin, incluidos los acontecimientos cosmológicos y los de la vida misma. Por tanto, preparémonos para afrontar el año cronológico que comienza con buena voluntad y un buen fardo de buenas intenciones, no solo para nosotros sino también —y esto es lo más importante— para las personas que tenemos a nuestro alrededor; si no es así nuestro empeño carece de sentido. Y dejemos que el tiempo meteorológico, el tiempo geológico o el tiempo astrológico discurran según sus propias leyes y que la naturaleza siga su curso evolucionista. Ante ellas nosotros, los seres humanos, lo único que podemos hacer es ponernos en manos de Dios. No olvidemos que el año que termina no es un periodo del que sentirnos satisfechos, aunque si es interesante aunque no sea más que para tomar nota de nuestras propias equivocaciones.

Buen 2014 para todos, si así lo procuramos.


Publicado por torresgalera @ 18:22  | Pensamientos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios